Dejad que los niños se acerquen a mí.

Porque son eternos niños. Porque se dan a entender sin palabras, porque su mirada es pura como su alma. María Teresa de Calcuta.

Porque son eternos niños. Porque se dan a entender sin palabras,
porque su mirada es pura como su alma. María Teresa de Calcuta.

Anuncios